Entradas recientes
Follow
Top

Un mejor marketing de negocios significa tener un mejor negocio

¿Cuál es el mayor problema que tienen las empresas pequeñas cuando comercializan un producto o servicio?

¿Es llegar? ¿El problema se basa en que les resulta difícil llegar a los tipos correctos de clientes, en los lugares correctos y en el momento adecuado?

¿Es la comunicación? ¿Sientes que la forma en que estás describiendo-comunicando-posicionando lo que vendes podría mejorarse?

¿Es presupuesto? Si se tuviera un presupuesto de marketing cinco veces mayor que el que se tiene ahora, ¿eso resolvería su problema de marketing?

Mejore su negocio para mejorar su comercialización

El mayor problema es el resultado de la combinación de dos problemas separados:

La mayoría de los comerciantes o propietarios de PYMES están tratando de vender algo que, si fueran honestos consigo mismos, no es tan maravilloso como la publicidad indica que es.

Están tomando ese producto/servicio de baja calidad y están optando por comercializarlo mal.

La causa fundamental de estos dos problemas radica en el nivel de participación emocional de las personas dentro de la empresa.

En muchos casos, esto es algo bueno. Tener una pasión y un entusiasmo obvios por el producto que se vende de forma consciente e inconsciente afecta a cada parte del negocio. Desde un punto de vista de marketing, cuando los clientes sienten la autenticidad de cómo vende el producto, es más probable que lo incluyan en su decisión de compra. Sin embargo todo esto se viene abajo cuando las personas permiten que sus emociones sesguen cómo el producto -y el negocio en su totalidad- son realmente percibidos por los clientes.

Antes de que se pueda mejorar seriamente el marketing, debe asegurarse que el producto/servicio en sí esté a la altura.

Zona de confort en el marketing (y en los negocios)

Durante cientos de años, tener un producto menos que perfecto que no se comercializa particularmente bien no significa necesariamente salir del negocio. No hay una teoría darwiniana de hierro fundido que sugiera que las malas empresas eventualmente se hundan, como tampoco lo son las empresas que “hacen las cosas bien” (lo que sea que eso signifique) tienen un camino garantizado para el éxito.

Hay un montón de (generalmente) pequeñas empresas funcionando bien. Claro, el producto podría mejorarse de varias maneras, y sí, debido a Internet estamos perdiendo ventas constantemente que hubiéramos ganado en el pasado. Pero las ventas siguen llegando y las facturas aún se están pagando. Sin embargo, esta zona de confort es el refugio de lo mediocre. Las ventas bien pueden estar manteniéndose en su punto de equilibrio hoy. Pero sabemos que es solo una cuestión de tiempo antes de que los nuevos clientes expresen sus dudas con las idiosincrasias que los clientes existentes han soportado. Una vez que la marea ha cambiado, a menudo es demasiado tarde. Así que mejoremos las cosas.

Pero, ¿qué es ‘mejorar’?

Mejorar no significa (necesariamente) la calidad de Six Sigma, porque ya tenemos eso. Mejorar puede significar muchas cosas. Tal vez sea darle una renovación al producto, o tal vez sea cambiar  la presentación. Podría ser un cambio incremental: una característica, tamaño, color o precio. O tal vez es cómo haces negocios. Probablemente desarrollar un nuevo lema, un nuevo sitio web o una nueva imagen de marca; poner un boletín por correo electrónico, campañas publicitarias de PPC o un video explicativo, permita ser esa mejora que nos ponga en la punta de nuestro sector.

Tener claro qué aspecto tiene su “mejorar” es a menudo la parte más difícil del marketing. Como resultado, es la parte que todo el mundo quiere omitir.

Sé el cambio que quieres que suceda

Como mercadólogos, dueños de negocios o vendedores, todos estamos en el negocio del cambio. Pero el cambio es difícil. Como seres humanos estamos conectados para evitar la perspectiva de cambio siempre que podamos.

Al mismo tiempo, las ideas más importantes en la historia de los negocios solo alcanzaron importancia debido a que las personas aceptaron y finalmente apoyaron el cambio. Los automóviles, la televisión y las compras por Internet tardaron años en llevarse a cabo hasta que los consumidores, finalmente, rechazaron el status quo.

En su forma más fundamental, el marketing se trata de efectuar un cambio. Cambios en los valores, aspiraciones o hábitos. Se podría argumentar que no ha impactado a nadie hasta que los haya cambiado de alguna manera. El marketing consiste en ayudar a alguien a resolver un problema, cambiando su percepción / actitud / cultura / comportamiento para mejorar.

El desafío es educar, informar y / o entretener a su audiencia con la historia de marketing para lograr ese cambio. Para ser percibido como el cambio que quieres que suceda, para crear mensajes que resuenen, eso les dice a las personas algo que han estado esperando escuchar y están abiertos a creer. Para llevarlos a un lugar donde pueda ocurrir un cambio, se resuelva un problema y se cumpla una promesa.

Deja un comentario